lunes, 13 de abril de 2009

Argumentos a favor del aborto


Si bien, el aborto es un tema que genera polémicas, hay voces que le dan su total apoyo al aborto. Algunos de los argumentos mas usados son:

1) En caso de violacion es inhumano, permitir que una mujer tenga a "el producto de una violacion"

2) Uno no es conciente de su propia muerte, por lo cual no es cruel que el feto sea exterminado

3) El feto no ha salido fuera del vientre, por lo cual hasta el momento no esta vivo y/o conscinte de lo que ocurre a su alrededor

4) La mujer tiene el derecho y la libertas de elegir sobre su propio cuerpo

5) En caso de que el niño este enfermo, es necessario eliminarlo para que posterior al nacimiento no sufra.

6) Si el feto tuviera derecho a la vida, sólo él podría decidir acerca de su existencia, por lo que la sociedad no podría decidir por él a no ser que supiéramos su voluntad.

7) El feto humano es un animal irracional- en acto- como otro cualquiera, por lo que no puede desear ni la vida ni la muerte. El deseo que pueda tener un feto humano de vivir es menor, incluso, que el que pueda tener un insecto.

8) No hay ninguna justificación para conceder más importancia a un feto humano que a cualquier animal irracional, por lo que la muerte de cualquier animal del que nos alimentamos deberá considerarse de la misma manera que la muerte de un feto humano.

9) La importancia de las cosas y de la vida no depende de ningún valor intrínseco, ya que no existen valores intrínsecos, sino que el valor depende de la subjetividad del que valora lo que es valorado. Así, pues, el valor que se le da a la vida de cualquier ser vivo depende de factores culturales completamente subjetivos que pueden ir cambiando según cambie la mentalidad y el contexto cultural e histórico.

10) El valor subjetivo que se da a la vida –sea ésta animal o humana- no implica ninguna merma de la dignidad, la cual es independiente del valor. Así, pues, un ser sintiente puede tener mucha dignidad y no ser valorado. Dicho de otra manera: que un ser no sea valorado por nadie no significa que no posea dignidad.

11). Hablar del aborto como un asesinato es absurdo, porque el feto humano no es un ser humano. En efecto, o es parte de la madre, susceptible de ser tratado como cualquier otro apéndice, o es un ser vivo separado, dentro de la madre, pero que no ha llegado todavía a la condición humana. En el primer caso se lo puede eliminar del cuerpo de la madre como una excrescencia indeseable. En el segundo caso, se lo puede sacar de un medio exactamente por la misma razón por la que matamos animales u otras formas de vida subhumanas.

12). El que el feto sea o no un ser humano, esto es una cuestión que nadie puede decidir, puesto que no puede darse prueba experimental alguna del momento en que recibe un alma humana. Muchos modernos dicen que es en el momento de la concepción, pero una teoría antigua y medieval honorable decía que unas semanas más tarde. Puesto que no puede darse certidumbre alguna al respecto, hemos de recurrir a las probabilidades. Podemos actuar, por consiguiente, con fundamento en la probabilidad de que el feto no es un humano y terminar, por una buena razón, el embarazo.

13). Incluso si el feto, debido a la continuidad biológica y a la herencia cromosomática, se considera no meramente como un ser humano potencial, sino actual, aun así no se ha convertido todavía en persona humana. Y únicamente la persona tiene derechos, incluidos el de la vida. Puesto que el feto no posee, por consiguiente, el derecho de la vida, puede ponerse fin a su vida, por una buena razón, sin violación alguna de la buena moral.

14). Incluso si al feto se le reconoce el derecho a la vida, es el caso, con todo, que en una colisión de derechos los del feto han de ceder ante los de la madre. Desde cualquier punto de vista, los derechos de la madre tienen preferencia sobre los del feto. En efecto, ella es una persona adulta, que ejerce su inteligencia y controla libremente su vida, con posibilidades y contraídas para con su familia y los demás. Para el feto, en cambio, todo esto es futuro. Vive exiguamente, es inconsciente y es totalmente dependiente. La madre puede vivir sin él, pero el no puede vivir sin la madre.

15). En algunos casos, el niño puede considerarse como un agresor injusto sobre la salud física o mental de la madre. El peligro para la salud física de la madre, en determinados embarazos, es la razón de que la mayoría de los estados permitan el aborto terapéutico. Pero es el caso que la salud mental es exactamente tan importante como la salud física. Convertir el resto de la vida de la madre en una tortura intolerable al trastorno psíquico constituye un precio demasiado elevado en su caso. A la madre le está moralmente permitido defenderse contra semejante perspectiva, y podrá ocurrir que la única defensa consiste en la eliminación de la causa.

16). Al menos en aquellos casos, ahora afortunadamente raros, en los que madre y niño morían con toda seguridad a menos que se abortara al niño, únicamente un legalismo ignorante podría obligar al tocólogo a dejar morir a ambos en lugar de salvar a uno.
Ninguna distinción sutil entre actos directos e indirectos, efectos principales e incidentales, consecuencias deseadas y permitidas, y otras reglas por el estilo deberían adorarse como fetiches mientras está en juego una vida. La necesidad no conoce la ley.

17). No debería existir niño no deseado alguno. En efecto, el niño necesita cariño, y no puede vivir una vida normal sin él. El niño no deseado es un niño no querido. Algunos padres podrán aprender acaso a quererle más adelante, pero incluso el niño podrá descubrir el sentimiento forzado detrás del despliegue afectado de cariño. En muchos casos, no se da ni siquiera esta afectación, y el niño crece rechazando y resentido, para descargar más adelante su despecho contra su propia sociedad o contra la humanidad entera. Semejantes monstruos no deberían llevarse al mundo.

18). ¿Por qué debería estar una mujer obligada a pagar por una indiscreción con muchos años de sacrificio, criando a un niño no deseado, especialmente si el padre puede desaparecer sin dejar rastro? ¿Por qué debería una mujer casada verse estigmatizada y ver arruinada su vida, si su marido podría hacer lo mismo que ella ha hecho, sin ser descubierto? El prejuicio contra el aborto lo han hecho los hombres y debería ser eliminado por las mujeres.

19). La población debe controlarse. Esta necesidad es tan urgente, que algunos derechos individuales habrán probablemente de sacrificarse para el bien mayor, esto es, la supervivencia misma de la raza humana. La contracepción y la esterilización constituirían mejores métodos que el aborto, pero los seres humanos son demasiado irresponsables e incontrolables para eliminar por completo la necesidad del aborto. Más bien que prohibir el aborto, deberíamos fomentarlo, y deberíamos alegrarnos de que se practicara voluntariamente, difiriendo así el momento en que nos veremos en el caso de hacerlo obligatorio. Hemos llegado así al punto de la ética global, en que los problemas menores son rebasados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada